¿Negocio o empresa? Conoce las diferencias.

Pequeños empresarios atendiendo una cafetería

El lugar donde suele comprar su café matutino ¿es un negocio o una empresa? Qué hay de los establecimientos donde surten su despensa semanal, ¿son negocios o empresas?

Productos como un pastelillo que adquiere y lleva a su mesa, un menú de tres tiempos que comparte con sus compañeros de trabajo en el restaurante más cercano a su oficina o una hamburguesa preparada en un lugar de comida rápida que satisface un antojo especial ¿son elaborados en un negocio o en una empresa?

Si usted es propietario de una unidad comercial como un restaurante, un bar, una pastelería, una cafetería, una banquetera o dirige un servicio de catering, cómo lo califica, ¿Cómo un negocio o como una empresa? No hay empresa sin ser concebida como negocio, pero sí existen cientos de miles de negocios que no son empresas.

 

Diferencia entre negocio y empresa

Aunque solemos utilizar ambos términos como sinónimos, en realidad su significado, sentido y trasfondo determinan en gran medida el presente y futuro de su esfuerzo, de su compromiso y de su inversión. Suponga que usted, algún familiar y un par de amigos deciden reunir una cantidad “x” de dinero e invierten para hacer realidad uno de sus sueños, inaugurar y operar una unidad gastronómica, la que usted quiera.

Sí solo produce, brinda, transfiere o comercializa un bien o un servicio sin más propósito que tener algo que vender (y logra un éxito rotundo que puede incluso explicarse porque esto es resultado de la mezcla de su talento como cocinero, pastelero, chef, porque es usted un excelente administrador o simplemente porque tiene buen ojo para hacer dinero), tiene usted un negocio.

Pero si esos procesos son resultado de una estructura organizacional definida, con funciones, responsabilidades y líneas de autoridad y comunicación, que además de la venta de un determinado tipo de producto se preocupa por mejorar continuamente esos mismos procesos y hasta las características de sus entregables, entonces estamos hablando de una empresa.

 

Un emprendedor de Alimentos y Bebidas ¿Qué debe tener: negocio o empresa?

Si las personas que fungen como dueños y socios persiguen objetivos inmediatistas a corto plazo, entonces tenemos un negocio; pero si la Alta Dirección (persona o grupo de personas que dirigen y controlan una organización al más alto nivel) se conduce en el marco de una filosofía organizacional basada en una misión, una visión a largo plazo, principios, valores y hasta dispone de lo que Michael Porter denominó “declaración de estrategia competitiva sustantiva, fundamental y esencial” que determina y conduce el accionar diario de la organización, entonces hablamos de una empresa.

Sí usted solo administra recursos (humanos, técnicos, materiales, financieros, tiempo, conocimiento, calidad e innovación y creatividad) en lugar de gestionarlos (definiéndolos, planeándolos, implementándolos, controlándolos, asegurándolos y mejorándolos continuamente) entonces usted tiene un negocio y no una empresa.

Si adicionalmente, el objeto u ocupación principal en fundamentalmente lucrativo y determinado por el legítimo compromiso de trabajar a favor de los intereses de los propietarios, hablamos de un negocio; pero si el fin ulterior trasciende lo económico y se sostiene en la importancia de lo financiero y hasta en lo relativo a la responsabilidad social y a la creación de valor compartido para los stakeholders o grupos de interés (colaboradores y sus familias, clientes, proveedores, gobierno, competencia y sociedad), entonces, si es un esquema empresarial.

Si el modelo de organización que usted lidera, ya sea un establecimiento fijo independiente, franquicia, licencia, distribuidora, representación, unidad móvil o bien un modelo tipo vending machine o por catálogo u online, carece de una personalidad que lo identifique y posicione ante sus clientes y lo diferencie de sus competidores, entonces nos referimos a un negocio; pero si usted le ha dado una personalidad propia dotándola de un nombre, de una identidad visual, gráfica o fonética y a veces hasta de un eslogan y se preocupa y ocupa de su identidad y reputación como un activo patrimonial, entonces es una empresa.

 

Emprender empresas, más que en negocios

Y sí finalmente, de lo que se trata es solo de recuperar la inversión rápidamente y de obtener el mejor rendimiento sobre ella, es probable que con un negocio lo logremos, pero si la visión implica mantenernos, competir, expandirnos, asegurar la eficacia, la eficiencia y la rentabilidad sostenida, entonces bien conviene pensar como empresarios más que como negociantes, al menos si seguimos conviviendo en este mundo VICA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) y en el universo RUPT (del inglés, rapid, unpredictable, paradoxical y tangled -rápido, impredecible, paradójico y enredado) que son considerados como los nuevos paradigmas en el mundo empresarial y que también caracterizan y condicionan nuestras vidas, la personal y la profesional.

Por ello, hoy necesitamos emprender en empresas, más que en negocios, ¿no lo crees? Aprende a hacerlo con la Especialidad en Emprendedores de Negocios de Alimentos y Bebidas de ESDAI Posgrados

 

Solicita orientación