Buenas razones para estudiar una Maestría Internacional en Finanzas

MaestríaInternacionalFinanzas

Quizás tú, al igual que muchos CEOs, no están muy conscientes de que el rol tradicional del director o líder de una empresa ha cambiado en las últimas décadas. Sabemos que él o ella siempre ha sido responsable de la gestión, el análisis y el control financiero de su empresa, pero ha prescindido de una capacidad esencial: su participación total en las decisiones estratégicas para la transformación de su negocio

Vayamos por partes. ¿Te has puesto a pensar si estás transmitiendo la visión correcta?, es decir, ¿aquello que realmente quieren o esperan tus clientes? ¿Les ofreces y facilitas lo que piden? Si tienes duda de ello, es momento de demostrar que tienes una fuerte capacidad para entender tu negocio.

¿Qué valor estratégico adquieres al tomar una maestría en finanzas internacionales?

No tengas miedo en darle un giro disruptivo e innovador a tus antiguas prácticas, y olvídate del paradigma habitual enfocado sólo en ejecutar tareas administrativas, balances de números y auditorías (Forbes).


Quizás te puede interesar:  ¿Por qué es importante estudiar Finanzas Internacionales ?


Debes comprender, hoy más que nunca, en un tiempo que nos exige estar conectados en tiempo real con los acontecimientos, que lo verdaderamente importante es que tu papel trascienda, incluso, ¡a las propias finanzas! 

¿Qué significa esto? Que lo relevante es el valor estratégico que tú puedas aportar a las empresas –o a la tuya propia– al tomar decisiones en el momento adecuado, y que al tener una visión global te anticipes a los cambios oportunos.

Bob Shanks, quien fuera vicepresidente y Chief Financial Officer (CFO) de Ford, comenta que “operar un negocio global en un mundo que cambia rápidamente, tiene que estar conectado en tiempo real con el entorno externo, tener plena transparencia, ser y trabajar con un gran equipo, colaborativo y de alto rendimiento, basado en los hechos” (Business Insider).

La propia experiencia constantemente nos confirma que la práctica hace al maestro, y que los negocios en un entorno controlado, con el apoyo y la dirección de los expertos en la materia (o sea tú) acelerarán y esclarecerán sus habilidades en finanzas. Pero claro, no te confíes en que esto será suficiente. Es indispensable que cuentes con un mayor nivel de especialidad para estar preparado y saber responder a cualquier tipo de riesgo y oportunidad.

Solicita orientación con un Program Manager

¿Qué estás esperando?

Las circunstancias del mundo actual te empujan a reforzar y adquirir más habilidades para poder gestionar la incertidumbre en situaciones de amenaza para la estabilidad de la empresa, evaluar los grados de riesgo y armar planes necesarios para mitigarlo. Todo lo anterior no es tan sólo suficiente, sino necesario para evitar en la mayor medida situaciones que puedan afectar la operatividad normal de la empresa. El reto para ti, entonces, es multiplicar el valor de ésta. 

Hoy en día muchas de las buenas razones para especializarte en una Maestría Internacional en Finanzas están en:

  • Reforzar tus competencias para entender los diferentes tipos de riesgos a los que se expone una empresa.
  • Afrontar mejor los riesgos por medio de una planificación estratégica y coherente.
  • A través de los resultados que obtengas con estas habilidades, tu empresa generará rentabilidad y crecimiento, es decir, con resultados de calidad, evolución futura y tendencia.
  • Convertirte en un verdadero CEO de cualquier empresa e industria alrededor del mundo, ya que las habilidades y conocimientos de esta Maestría abarcan diferentes áreas como la legal, recursos humanos, TI, ahorro e inversión, etc. 
  • Adquirir sólidos conocimientos globales sobre el funcionamiento del mundo, el futuro de éste y las perspectivas para los inversionistas internacionales.
  •  Interacción con una amplia red de profesionales y líderes financieros a nivel internacional (networking). 

Para los directores financieros o conocedores del área, es muy importante comprender ampliamente cuál es el potencial de su negocio.

En palabras de Anthony Noto, CEO de SoFi y Chief Operating Officer (COO) de Twitter, “los líderes financieros deben cavar profundo para encontrar la verdad”, conocer bien los problemas de las organizaciones para plantear estrategias claras de resolución (Business Insider).

Pensando en una economía mundial cada vez más integrada, la Maestría Internacional en Finanzas te brinda una visión transfronteriza para tomar decisiones más audaces, y con el conocimiento de que cada vez son más las multinacionales que consideran a los líderes financieros como los más aptos para dirigir una compañía u organización.

Conoce el plan de estudios

Visión al futuro: la mejor inversión de tu vida

Quien quiera potenciar sus competencias a largo plazo y planificar su futuro, es clave que actualice sus conocimientos constantemente. ¿Te has preguntado cómo te ves tú mismo y a tu empresa en 10 años o más? 

Plantearse este tipo de preguntas es una gran motivación para saber a dónde queremos llegar, y si como directores o líderes de una empresa tenemos una idea de estas aproximaciones, sabremos tomar decisiones con creatividad y estrategias innovadoras.

Recuerda que el rendimiento de las empresas está relacionado directamente con el grado de excelencia de sus directores al jugar un papel fundamental en la transformación de los negocios. Y la idea no es llenarte de títulos, cursos, o capacitaciones, sino potencializar tu visión y liderazgo. Como siempre lo ha señalado Larry Fink, Presidente y CEO de BlackRock, “es ahora que el mundo necesita de tu liderazgo corporativo”.

No olvides que una de las mejores decisiones que puedes tomar en la vida es invertir en capital intelectual y abonar valor a tu formación personal.

La Universidad Panamericana te ofrece la mejor opción para ello en la Maestría Internacional de Finanzas, hoy que el panorama global se hace más frágil y la incertidumbre de los mercados se generaliza en un entorno financiero más complejo. Un CEO financiero “espera lo mejor, planea para lo peor –se anticipa con planes estratégicos–, y está preparado para las sorpresas” –improvisa y responde tanto a los desafíos como a las oportunidades–”. (Readaptando la famosa frase de Denis Waitley).

MIF final